logo imorosity

Cuesta de enero

Este detalle puede complicar la cuesta de enero (y el año)

10 de enero de 2023

Por iMorosity

un préstamo entre particulares estando en ASNEF tiene sus riesgos

Enero. El primer mes del año. Todo se encarece, algo que afecta a la situación financiera de muchas familias, más aún en el contexto de subidas de precios en el que nos encontramos y después de los gastos navideños. 

Como decimos, el mes de enero suele asociarse con un más complicado para las finanzas personales con la cuesta de enero como su máximo exponente de las dificultades económicas por las que pasan muchas familias. 

Por eso, es el momento en el que, con objetivo de afrontar la temidas cuesta de enero, muchos activan el modo consumo responsable.

Pues bien. Hay que saber que todo consumo responsable pasa por no tener deudas. Planificar, estructurar y gestionar tanto gastos fijos como variables de manera que estemos al día ahorrar en la medida de lo posible. 

Por otro lado, si ya tienes deudas, conjuntamente con empezar a plantearte la forma en la que vas a superar la cuesta de enero, debes salir de las listas de morosos. Solo así podrás optimizar tu presupuesto. 

¿Es la cuesta de enero lo que debe preocuparte?

Lo primero para afrontar la cuesta de enero es determinar tu dinero disponible, tus ingresos, tus gastos y tus deudas. Una vez hayas sabido eso, es el momento de empezar a valorar tu situación con calma y empezar a tomar decisiones. 

Bien, durante esta época y por temor a la cuesta de enero, se reduce notablemente el consumo, pero eso después no se mantiene. 

Por eso no hay que preguntarse cómo afrontar la cuesta de enero. Porque el consumo responsable debe hacerse todo el año, de ahí que la planificación se haga de manera anual y no solo para superar la cuesta de enero

Ponemos un ejemplo: Si planificas una cesta de la compra de manera responsable durante todo el año, ese ahorro servirá de remanente para la cuesta de enero del año que viene. Y así con muchos ejemplos más.

Tomarse en serio las finanzas personales con el objetivo de superar la cuesta de enero está bien, pero es algo que debe aplicarse a todo el año.

Consejos para los gastos variables

La cuesta de enero es el momento en el que muchos se paran a replantearse sus gastos e inversiones. Para ello, lo primero es separar los gastos entre fijos y variables

Empecemos por los variables. Compras del día a día, gastos de farmacia, imprevistos, etc. 

Para afrontarlos, ¿utilizas algún producto concreto? ¿Te conviene empezar a usarlo? Eso es algo a valorar. 

Por ejemplo. Si tienes una tarjeta de crédito tienes que valorar si te conviene usarla y en qué cantidad. 

Puede darse el caso contrario. Puede que realices el 80% de tus compras en una gran superficie concreta y te interese hacerte con la tarjeta de crédito que ellos tienen y que te aportará ventajas para afrontar tus compras. 

Todo es valorar si te compensa o no. Pero con cabeza. Nada de dejarse llevar por los reclamos publicitarios.

También se debe valorar en ese análisis de los gastos variables la forma en la que afrontamos el día a día. ¿Nos compensa ir en transporte público a trabajar en lugar de usar el vehículo privado? ¿Cuántas veces salimos a cenar fuera con familia, amigos, pareja, etc.? ¿Cuánto gastas en regalos, viajes, etc.? 

No se trata de quitarte todo eso, pero sí de ver cuanto te gastas, cuánto de todo ello te compensa… 

Este tipo de análisis y la posterior toma de decisiones te ayudará como decimos no solo a superar la cuesta de enero, sino que asentará las bases para que cada año – salvo que las cosas cambien drásticamente – te sea más fácil realizar esta planificación de tu economía.

Consejos para los gastos fijos

Ya hemos hablado de los gastos variables. Pero con eso no es suficiente. Con el objetivo de superar la cuesta de enero y posteriormente asentar el grueso de la planificación económica de todo el año, hay que valorar también la posibilidad de tomar decisiones de consumo responsable asociadas a los gastos fijos

Algunos son complicados de modificar. Es difícil reducir la cuota de una hipoteca, por ejemplo.

Pero, sí que es posible ahorrar en otros aspectos. Por ejemplo. Es una época en la que mucha gente se apunta al gimnasio. ¿Compensa apuntarse? Si nos apuntamos, estamos generando un gasto fijo mensual que a lo mejor no nos renta.. Y así con un montón de ejemplos. 

Por eso el objetivo no debe ser exclusivamente superar la cuesta de enero, sino asentar las bases para todo el año.

Energía y telefonía: lo que necesitas saber

Dentro de los gastos fijos ponemos el foco en dos aspectos clave: las facturas de energía y de telefonía e Internet. Se trata de un mercado con una amplia competencia.

Por eso, cuando te pares a planificar cómo superar la cuesta de enero, debes valorar las condiciones que tienes y si, por ejemplo, te compensa tener llamadas ilimitadas o no, si te interesa reducir la potencia contratada de tu vivienda… 

A partir de ahí esa comparativa de precios te debe llevar a encontrar a la compañía que mejor se adapte a tus necesidades y capacidades económicas

Antes de nada: conocer tus deudas y sacarlas de los ficheros

Antes de empezar a plantearte cómo afrontar la cuesta de enero y asentar las bases de tu planificación anual, debes de conocer si tienes o no anotaciones en los ficheros y, en caso afirmativo, sacarlas de los ficheros.  ¿Por qué ocurre decimos esto?

Esto es porque mientras tengas anotaciones en los ficheros tu músculo financiero estará inhabilitado

No podrás por ejemplo acceder a tarjetas de crédito (incluídas las de las grandes superficies), no podrás cambiar de compañía tu factura de la luz, el teléfono, el gas, no podrá modificar ni trasladar tu póliza del seguro de coche a otra compañía más barata… 

En definitiva, tener deudas en los ficheros va a trastocar y complicar enormemente tus planes no solo para afrontar la temida cuesta de enero, sino que es algo que irá lastrando tus finanzas personales día a día, semana a semana, mes a mes, hasta que consigas sacarlas de los ficheros. 

Esa es la razón por la cual, antes de ponerte a planificar cómo sobrevivir a la cuesta de enero, debes solucionar tus problemas con los ficheros de morosidad

Primero, saber si eres moroso o no (te sorprendería la cantidad de gente que está en ASNEF sin saberlo) y después, salir del fichero. 

Otras personas también leyeron:

Historial crediticio España: ¿Cómo te afecta?

El historial crediticio o “historial de crédito” no es más que un informe individual sobre los antecedentes financieros del solicitante en los que se reflejan sus pagos e impagos.

Si buscas empresas que te sacan del Asnef: es aquí

¿Necesitas empresas que te sacan del Asnef? En iMorosity solicitamos los informes sin coste y te ofrecemos una baja cautelar para salir de los ficheros.

Números 807. ¿Qué es este Prefijo y cuál es su Precio?

Cada día son más las personas que se ven afectadas por los números 807, muchas de ellas incluso no saben lo que supone llamar a un prefijo 807. Debemos tener mucho cuidado a la hora de llamar a números 807 y evitar hacerlo en cualquier caso.

¿Se pueden borrar mis datos del CIRBE?

Si estás en el CIRBE puede que te preguntes cómo borrar mis datos del CIRBE. En este artículo te explicamos cómo funciona este fichero.

Empresas de recobro: ¿Qué son y que técnicas emplean?

¿Sabes qué son las empresas de recobro? Descubre cómo actuan, qué tipos hay y que pueden hacer con tus datos si acaban en sus manos.

¿El avalista puede vender sus bienes? Despeja tus dudas

Todo el mundo ha oído hablar de la figura del avalista. Pero lo que muchos no saben es si el avalista puede vender sus bienes. ¿quieres saber la respuesta?

Estoy en ASNEF y necesito un préstamo

Estoy en ASNEF y necesito un préstamo: estar en un fichero de morosos equivale a no poder contratar un producto financiero en una entidad bancaria. En cambio, existen empresas privadas que ofrecen prestamos microcréditos con ASNEF.

No puedo pagar mis deudas y no tengo bienes, ¿solución?

No puedo pagar mis deudas y no tengo bienes. Esto se traduce en un estado de insolvencia donde la Ley de Segunda Oportunidad te puede ayudar.

¿Si tienes deudas puedes salir del país?

Las deudas no caducan, en un momento u otro tendrás que pagarlas, pero ¿Si tienes deudas puedes salir del país? Descubrelo en el siguiente articulo.

¿Qué implica ser avalista de mi hijo?

Un aval es un contrato de compromiso de pago entre avalado y acreedor. Lo que implica ser avalista es aceptar la responsabilidad como tercero de esa deuda.

%

De nuestros clientes, consiguen solucionar su situación en los ficheros.

Logo de Instagram en blanco sobre fondo rojo
Facebook
Linkedin
Twitter
Youtube
Blog de iMorosity