El banco de España define la palabra hipoteca como un tipo de préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble. La entidades financieras o también llamadas prestamistas, ponen al alcance de sus clientes una cantidad de dinero a cambio de la devolución de dicha cantidad en pagos periódicos.

En toda hipoteca existen por tanto 3 elementos claves.

  • Capital del préstamo: Cantidad de dinero que el banco presta al cliente.
  • Prestamista: También llamada entidad bancaria.
  • Cuotas: Pagos periódicos en los que el cliente devuelve el préstamo junto con los intereses pactados con la entidad financiera.

Características principales de una hipoteca

  • Las hipotecas representan un compromiso financiero entre el cliente que
    solicita el préstamo hipotecario y la entidad financiera que lo concede.
  • Normalmente los préstamos hipotecarios son de una cantidad elevada y la
    devolución del préstamo es de larga duración.
  • El acreedor del préstamo tiene la responsabilidad de efectuar los estudios
    necesarios para determinar el tipo de hipoteca y la cuantía del préstamo.
  • Tipos de hipotecas

Existen tres tipos de préstamos hipotecarios en la actualidad.

  • Hipotecas a plazo fijo: En las hipotecas a plazo fijo, el interés se mantiene fijo por lo que el cliente sabe el importe de la cuota durante toda la vida del préstamo hipotecario.
  • Hipotecas a plazo variable: El tipo de interés de la hipoteca es variable euríbor más un diferencial fijo. El importe de la cuota cambia con cada actualización del euríbor.
  • Hipotecas a plazo mixto: Es una combinación entre las hipotecas a plazo fijo y variables. Durante una parte del préstamo los intereses son fijos y durante otra son variables.

Los préstamos hipotecarios llevan asociados unos gastos:

  • Gastos de tasación del inmueble
  • Gastos de representación de una gestoría.
  • Impuestos generados por la formalización del préstamo.
  • Registro de la propiedad y gastos notariales.

Solicita una hipoteca estando en un fichero de morosidad.

A la hora de solicitar una hipoteca es importante que no se encuentre en ningún fichero de morosidad ya que si se encuentra en alguno de estos ficheros el banco tendrá muchos motivos para denegarle el préstamo. Existen varias entidades financieras que conceden hipotecas, aunque te encuentres en ASNEF o en cualquier fichero de morosidad de particulares o de empresas.

Subrogación de una hipoteca

La subrogación de una hipoteca consiste en la mejora de condiciones del préstamo hipotecario cambiando de banco. Actualmente existen dos tipos de subrogación: de deudor y de acreedor. En el caso de la subrogación de deudor se produce al cambiar la titularidad de la hipoteca de una persona a otra. El caso más habitual de este tipo de subrogación es en la compraventa de viviendas de segunda mano.

El otro tipo de subrogación, también conocida como la subrogación de acreedor, ocurre cuando se cambia la hipoteca de una entidad bancaria a otra para mejorar las condiciones del préstamo o para cambiar el tipo de hipoteca al que estaba sujeto desde un inicio.