imorosity

Hipotecar mi casa para pagar deudas

El riesgo de hipotecar mi casa para pagar deudas

21 de septiembre de 2021

Por iMorosity

Riesgo

¿Qué tengo que hacer si quiero hipotecar mi casa para pagar deudas? 


Antes de contestar a esta pregunta, queremos que sepas que pedir una hipoteca para pagar las deudas es una solución bastante frecuente hoy en día. Muchos de nuestros clientes nos preguntan si esta opción es viable o no porque muchos de ellos necesitan liquidez inmediata para poder hacer frente a sus deudas y terminar con ellas de una vez por todas. En su caso al estar incluidos en un fichero de morosos los bancos no les ofrecen financiación y necesitas nuevas vías para obtener dinero.

Por norma general, cuando alguien decide solicitar una hipoteca para pagar deudas se realiza mediante una reunificación de deudas. Al reunificar deudas puedes conseguir agrupar todas las cuotas de deudas pendientes en una sola cuota mensual. De esta manera, se puede conseguir un gran ahorro en la cuantía a pagar porque la nueva cuota mensual será inferior a la suma de todas las deudas anteriores.

Pero, como te contamos en este artículo, decidir hipotecar mi casa para pagar deudas no es una decisión tan sencilla porque podría hacerte perder tu vivienda.

 

Cómo hipotecar mi casa para pagar deudas

Cuando hipotecas tu vivienda lo que haces es pedir dinero prestado poniendo tu casa como garantía de pago.

 

Es muy importante que tengas en cuenta que cuando haces una reunificación de deudas u otra operación que conlleve hipotecar tu vivienda tienes que asegurarte de poder pagar las cuotas. Si no lo haces, perderás tu vivienda.

Si te preguntas cómo hipotecar mi casa para pagar deudas, puedes lograrlo rehipotecando tu vivienda habitual

Cuando rehipotecas tu casa lo que ocurre es que se cancela el préstamo hipotecario que tenías hasta el momento por uno nuevo. Entre las razones más comunes para decidir rehipotecar está la búsqueda de mejores condiciones u obtener liquidez de forma inmediata.

Cuando quieres rehipotecar una vivienda, pueden darse dos situaciones: que tu casa no tenga hipoteca porque está libre de cargas o que sí la tenga. 

 

Vivienda sin hipoteca

Este supuesto consiste en tener una vivienda sin hipoteca que está libre de cargas, bien por haber terminado de pagar la hipoteca o porque nunca ha tenido una. 

Puede ocurrir, que quiera hipotecar mi casa para pagar deudas teniendo una casa sin deudas pendientes. Así, puedes usarla como aval para obtener financiación y poder hacer frente a otro tipo de deudas mediante una reunificación de deudas.

Sin embargo, esta situación crea cierta controversia porque no estaríamos frente a una hipoteca como tal. 

En principio, sí es posible volver a hipotecar una vivienda que ya está pagada. Pero una entidad bancaria nunca te ofrecerá las mismas condiciones al pedir un préstamo hipotecario para pagar otro tipo de deudas que para pagar una primera vivienda, ya que el objetivo de estos préstamos es la financiación de una primera vivienda. 

Lo más seguro es que el propio banco te ofrezca otro tipo de solución y financiación para hacer frente a tus deudas sin necesidad de hipotecar tu casa

 

Vivienda hipotecada

Por otro lado, si se me ocurre hipotecar mi casa para pagar deudas y ya tengo una hipoteca en marcha hay dos opciones: rehipotecar la vivienda o ampliar una existente. 

Cuando se opta por estas vías, se suele conseguir una reducción significativa de la cuota a pagar gracias a la reunificación de deudas. Esto se debe a que el plazo de amortización se puede ampliar hasta 30-35 años. Además, debes tener en cuenta que los intereses de un préstamo hipotecario siempre son inferiores a los de los préstamos personales. 

Mediante una reunificación de deudas puedes reducir tus gastos mensuales porque con lo que obtienes al rehipotecar, puedes cancelar tus deudas pendientes.

Ventajas y desventajas de hipotecar mi casa para pagar deudas

Como ya sabes, una hipoteca supone poner como garantía tu vivienda para poder hacerte con un préstamo. Si piensas que hipotecar mi casa para pagar deudas es tu mejor opción te recomendamos que compares con otro tipo de soluciones. Antes de tomar la decisión debes pensarlo con detenimiento porque encontrarás ciertas ventajas, pero también descentajas.

✅ Ventajas:

  • Tendrás más facilidad para conseguir dinero: un banco siempre estará más a favor de prestarte dinero cuando pones tu vivienda principal como garantía de pago.
  • Intereses muy bajos: la principal ventaja de una hipoteca es que su interés siempre será mucho más bajo que el de un préstamo personal, por ejemplo. 
  • Puedes optar a una reunificación de deudas y reducir el importe de las deudas que pagas cada mes. 

 

❌ Desventaja:

  • Puedes perder tu casa: ten esto siempre en mente, si no puedes devolver el dinero el banco podrá embargar tu casa y te quedarás sin ella. 

 

Hipoteca con ASNEF

Además del riesgo de perder tu casa, hay algo que también debes tener muy presente: si quiero hipotecar mi casa para pagar deudas es muy importante que no esté en ASNEF.

Tanto para la reunificación de deudas como para la contratación de una hipoteca necesitas la aprobación del banco. No debería suponer un problema para ti, a no ser que tu nombre figure en una lista de morosos.

Recuerda que las entidades bancarias tradicionales rechazan la financiación y la solicitud de productos financieros a todo aquel que esté incluido en ASNEF.

Por ello, lo primero que tienes que hacer es asegurarte de no estar incluido en ASNEF ni en ningún otro fichero de morosidad. Si no estoy en ninguna lista de morosos podré hipotecar mi casa para pagar deudas.

En iMorosity queremos ayudarte, por eso te ofrecemos el informe de solvencia sin coste. En caso de que finalmente estés incluido en ASNEF, no pasa nada, te asesoraremos en todo momento para que puedas salir de asnef lo antes posible.

Desde iMorosity te recomendamos solicitar la baja cautelar de los ficheros de morosos. Una vez fuera de ellos, podrás solicitar un préstamo y así, refinanciar deudas. Somos la empresa líder en la baja cautelar de los ficheros de morosidad a nivel nacional. Contamos con más de 10 años de experiencia y miles de clientes que nos avalan.

¡ESTÁS A UN PASO DE OLVIDARTE DE TUS DEUDAS PARA SIEMPRE!

deuda pública españa

%

De nuestros clientes, consiguen solucionar su situación en los ficheros

Blog de iMorosity
Nuestros Consejos
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD