Reunificación de Deudas

En iMorosity tenemos una amplia experiencia en Reunificación de Deudas. Trabajamos con las mejores empresas del país en este sector para que puedas pagar todas tus deudas en una cómoda cuota mensual.

Al reunificar las deudas podrás agrupar todas en un único préstamo, para pagar todo junto en una sola cuota mensual. La ventaja de reunificar las deudas es que la cuota que se deberá pagar será menor al tener las deudas agrupadas.

 

¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Te mostramos todo lo que necesitas saber!

 

1. ¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas nos permite agrupar todos los pagos que tengamos pendientes, ya sean préstamos o hipotecas, en una sola cuota mensual. No importa si las deudas son con diferentes entidades, todas se pueden reunificar. Si una persona está pasando por una situación complicada y no se puede hacer cargo de tantos pagos mensuales, hacer una reunificación de deudas urgente puede ser una gran solución. Agrupando sus deudas podrá conseguir un ahorro considerable, ya que la cuantía que pagará será inferior a la suma de todas las cuotas que pagaba anteriormente.

 

2. ¿Cómo reunificar préstamos?

Si te preguntas cómo reunificar préstamos, en primer lugar debes tener en cuenta que tendrás que cancelar todos los préstamos que tengas y, además, tener un préstamo hipotecario. La reunificación de préstamos conlleva pagar un interés más bajo para todas aquellas deudas que se reunifiquen. La persona interesada en reunificar sus deudas será la encargada de determinar la duración del periodo para terminar de pagar las deudas. Este periodo puede ser más corto o más largo en base a las capacidades de pago de cada persona. Aunque el proceso para reunificar las deudas es muy parecido a las operaciones que se realizan al contratar una hipoteca, tendrás que seguir los pasos adicionales que indicamos a continuación:

 

  • Primero, tendrás que negociar las condiciones de la hipoteca con tu banco.
  • A continuación, se tasará la vivienda que quieres hipotecar.
  • El siguiente paso, es firmar los contratos con tu entidad bancaria incluida la oferta de la reunificación de deudas.
  • La entidad bancaria te solicitará los documentos que acrediten la deuda pendiente que tenías con la hipoteca anterior, los préstamos, tarjetas de crédito y cualquier otra deuda que puedas tener para llevar a cabo la reunificación de todos tus préstamos.

 

3. ¿Qué tipos de reunificación de deuda existen?

Podemos distinguir dos tipos de reunificación de deuda, en función de si la persona interesada tiene o no una hipoteca:

3.1. Reunificación de deuda con hipoteca

Lo más frecuente es la contratación de una nueva hipoteca o la ampliación de una ya existente. En este caso, se suele conseguir una reducción de la cuota mensual significativa, ya que el plazo de amortización se puede alargar hasta los 30 o 35 años. Asimismo, los intereses del préstamo hipotecario son más bajos que los de los préstamos personales.

3.2. Reunificación de deuda sin hipoteca

También es posible reunificar deudas sin hipoteca o vivienda propia, aunque a menor plazo que en el caso anterior. La reducción de las cuotas también es menor, pero cabe destacar que se reducen los costes de la operación. Aunque existen personas interesadas en la reunificación de deudas sin hipoteca, en la práctica existen pocos casos. Esto se debe a que la mayoría de las entidades financieras sólo aceptan aquellos casos en los que hay un bien inmueble con posibilidad de ser hipotecado o en su defecto, otro tipo de garantías.

 

4. Requisitos para la reunificación de deudas

Para poder acceder a la reunificación de deudas existen una serie de requisitos que debemos cumplir:

  • El primero es que no puedes elegir qué deudas quieres agrupar. Tendrás que agrupar todos los préstamos que tengas bajo una misma hipoteca.
  • El segundo es que la cuantía total de las deudas a unificar no podrá ser superior al 80% del valor del inmueble que queremos hipotecar. Si el conjunto de deudas es superior a este porcentaje no podremos realizar esta operación. Esta condición ofrece una garantía a la entidad con la que tenemos las deudas.
  • El tercero es que debes tener unos ingresos mensuales demostrables, para garantizar a la entidad que podrás hacer frente al pago de las cuotas mensuales. Para ello, exigen que el importe de los plazos no supere en un 40% a los ingresos.
  • La cuarta y última condición es que estés al corriente de los pagos de todos los préstamos que tengas. De no ser así, los bancos no aceptarán la reunificación de deudas o te pondrán trabas en la operación; lo que se traduce en unos tipos de interés más elevados de lo normal.

 

5. ¿Qué gastos conlleva la reunificación de deudas?

Antes de decidir reunificar todas tus deudas definitivamente, es importante que tengas en cuenta que esta operación conlleva ciertos gastos. Te los mostramos a continuación:

  • Los gastos de cancelación: la reunificación de deudas supone la cancelación anticipada de todos los préstamos anteriores. Lo habitual es tener que pagar las comisiones por cancelación o amortización anticipada.
  • Gastos de apertura de una nueva hipoteca: para llevar a cabo la reunificación tendremos que formalizar la apertura de una hipoteca, lo que conlleva los mismos gastos que los de una hipoteca normal (como son los gastos del notario, registro, impuestos, etc.).
  • La tasación de la vivienda: es necesaria la tasación de la propiedad, un gasto que puede costar entre 200 y 400 euros de media.
  • Gastos por la contratación de asesoramiento: lo habitual en estos casos es contratar a una agencia especializada, para el asesoramiento y gestión de la operación. Estas agencias mediadoras cobrarán las tarifas que vean convenientes dependiendo de cada caso. Sin embargo, cuando estamos interesados en reunificar las deudas mediante nuestro propio banco, no suelen cobrar comisiones.

 

6. Ventajas de la reunificación de deudas

Pagar menos al mes: la cuota mensual será solo una y mucho más reducida que si se pagarían por separado. Hay que elegir siempre la cuota que permita llegar tranquilamente a final de mes, sabiendo en todo momento lo que se va a pagar.

✔ Un interés más bajo: lo más probable es que cada pago tenga un tipo de interés. No será igual el interés de una hipoteca que el de una tarjeta revolving. Al reunificar las deudas, pueden mejorar las condiciones en cuanto a intereses y que estos bajen. Hay que estudiar bien cada caso porque todos son diferentes.

✔ Duración del préstamo: al reunificarlos todos en uno, se puede elegir la duración que mejor se adapte a cada persona. Esto permite, alargarlo más en el tiempo para pagar con más tranquilidad o elegir un plazo rápido para pagar cuanto antes.

✔ Comodidad: con la reunificación de deudas, al poder pagar todo en una sola cuota, es mucho más cómodo. Poner una única fecha final también aporta más comodidad y tranquilidad.

✔ Seguro: muchas compañías mediadoras que realizan la reunificación de deudas ofrecen seguros para contratar. Estos seguros suelen cubrir la cuota mensual en caso de pérdida de empleo, fallecimiento o invalidez. Lo más recomendable es contratar un seguro de este tipo para poder prevenir situaciones inesperadas.

 

7. Desventajas de reunificar deudas

Por contra, también existen una serie de desventajas cuando decides reunificar tus deudas que deberás tener en cuenta para que no te pillen por sorpresa:

✖ Más intereses: al alargar el periodo de la nueva hipoteca, pagarás cuotas mensuales menores pero, en consecuencia, los intereses del préstamo aumentarán.

✖ Comisiones y gastos: como hemos mencionado anteriormente, la reunificación de deudas conlleva una serie de gastos. Aun así, si no se aplican comisiones por cancelación, los gastos serán menores.

✖ La deuda final es mayor: aunque las cuotas mensuales sean menores y el pago sea más fácil de afrontar, la cuantía de la deuda final es mayor debido a los intereses.

✖ Existe el riesgo de embargo: debes tener en cuenta que al elegir la hipoteca como destino del resto de tus deudas estás poniendo en riesgo tu vivienda. En caso de impago, la entidad podría embargar tu casa.

Por ello, antes de tomar la decisión de reunificar deudas deberás analizar si es buena idea hacerlo dependiendo de la situación en la que te encuentres.

 

8. Reunificación de deudas de Caixabank

A continuación, explicaremos como funciona la reunificación de deudas con un caso real en el que CaixaBank reunificó las deudas de uno de sus clientes:

A Manuel le costaba llegar a fin de mes y estaba ahogado por sus deudas. Pasaba por una mala situación financiera. Aunque tenía un sueldo fijo, este no era suficiente para hacer frente a sus pagos y poder llegar a fin de mes. Manuel perdió el control tanto de la duración de cada préstamo como de cada cuota que pagaba. Agotado de esta situación decidió ponerle fin.

Los intereses que estaba pagando Manuel eran desorbitados. Contaba con pequeños créditos y todos ellos juntos suponían mucha carga cada mes. Manuel acudió a CaixaBank, su banco habitual. Allí le dieron la posibilidad de reunificar todas sus deudas en una sola. Este hombre pasó de pagar 857 euros al mes a pagar una sola cuota de 389 euros.

 

9. Reunificación de deudas con ASNEF

Para muchos ciudadanos estar inscrito en ASNEF es una pesadilla real. Las entidades bancarias tradicionales rechazan la financiación a todos los que estén inscritos en un fichero de morosidad, ya que no confían en que esa persona pueda pagar ningún producto financiero que solicite. Y en consecuencia, no podrán refinanciar deudas.

Hay muchas entidades, especialmente online, que ofrecen préstamos con ASNEF para que puedas reunificar deudas. Lo que no sabías es que muchas de estas entidades por la condición de estar en ASNEF, imponen unos intereses muy elevados. Esto nos puede llevar a entrar en una espiral de deudas sin salida. Por lo tanto, podemos empeorar nuestra situación económica en vez de mejorarla y caer en una situación de la que es muy difícil salir. Debemos de tener mucho cuidado con todas las entidades que ofrecen préstamos con ASNEF.

 

9.1. Agrupación de deudas con ASNEF

Como los bancos no te dejarán pedir ningún préstamo nuevo, tendrás que acudir a una entidad financiera de crédito que acepte a personas incluidas en ASNEF. El problema es que estas entidades tienen unas condiciones duras y con unos intereses mucho más altos de lo normal.

Lo más habitual es que te exijan unos ingresos estables y que la deuda con ASNEF no provenga del impago de un préstamo, una tarjeta de crédito o cualquier contrato bancario.

 

9.2. Reunificación de deudas con Asnef sin propiedad

Si te preguntas si puedes solicitar una reunificación de deudas urgente sin tener una propiedad o hipoteca, la respuesta es . Pero tendrás que cumplir ciertos requisitos: si no tiene ninguna propiedad, el solicitante necesita tener unos ingresos regulares y tener ahorros. Esto se solicita para justificar que se tiene dinero para poder hacerle frente al préstamo que se va a solicitar.

 

9.3. Reunificación de deudas con Asnef y nómina

Como hemos dicho, las entidades bancarias tradicionales no estarán dispuestas a aceptar la solicitud de una reunificación de deudas si estás en una lista de morosos. Sin embargo, si tienes una nómina lo suficientemente grande para hacer frente a los pagos de tu deuda reunificada, los bancos no le darán tanta importancia a que estés dentro de ASNEF.

Ten en cuenta que si tienes una nómina, las posibilidades de conseguir reunificar tus deudas aumentan considerablemente. Además, en caso de añadir la nómina de un familiar o conviviente, como puede ser la pareja o un hijo, las posibilidades de que una entidad acepte la reunificación de deudas se multiplican.

 

9.4. Reunificación de deudas con Asnef sin aval

La mayoría de estas entidades solicitan presentar un vehículo como aval. Lo más importante es calcular la cantidad total que debemos pagar con la reunificación de deudas con ASNEF; teniendo en cuenta sus intereses, comisiones y los servicios asociados a ello. Hay que analizar con detenimiento todos estos aspectos antes de pedir la reunificación de deudas.

Aun así, también existe la posibilidad de reunificar deudas con Asnef y sin aval. El método más habitual es incluir a alguien más como apoyo en la operación, ya sea la pareja o un familiar. Para poder llevar a cabo esta operación, tendrás que acreditar la cuantía de sus ingresos fijos y así aumentar el volumen de ingresos estables con los que cuentas para hacer frente al pago de tu deuda.

 

10. iMorosity: tu mejor opción para reunificar deudas

La mejor opción para reunificar deudas urgente es salir de ASNEF para demostrar a las entidades bancarias que eres una persona fiable y sin deudas pendientes. Sabemos que pagar tus deudas para salir de un fichero de morosos no es tan fácil, por eso te proponemos otra alternativa con la que solucionarás todos tus problemas y podrás reunificar tus deudas.

Desde iMorosity te recomendamos solicitar la baja cautelar de los ficheros de morosos. Una vez fuera de ellos, podrás solicitar un préstamo y así, refinanciar deudas. Somos la empresa líder en la baja cautelar de los ficheros de morosidad a nivel nacional. Contamos con más de 10 años de experiencia y miles de clientes que nos avalan.

Si estás interesado en reunificar préstamos puedes contactar con nosotros. En iMorosity estudiaremos tu caso a fondo de manera personalizada para darte una solución que se ajuste a tus necesidades. Si quieres asesoramiento puedes contactar con nosotros a través de nuestro número de teléfono 944 489 152 o haciendo click aquí para rellenar este formulario.

En iMorosity nuestra prioridad eres tú.

 

Llama¿Tienes dudas?

¡Mira lo que hacemos por ti!

Campo obligatorio
Teléfono incorrecto


Campo obligatorio

¡Gracias!

Uno de nuestros expertos le llamará en cuanto sea posible


Nuestro horario de atención es:

Lunes a Jueves de 9:00 a 19:30Viernes de 9:00 a 15:30

Política de privacidad


Los datos que nos facilitas en el registro formarán parte de una base de datos de iMorosity SLL, con domicilio en Edificio Metroalde 6A Dpto. C (Bilbao) y serán tratados para facilitarte la información solicitada y poder contactar contigo en el futuro para llevar a cabo acciones comerciales, en caso de que nos hayas proporcionado tu consentimiento marcando el check habilitado al efecto.

Podrás ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación dirigiéndote a iMorosity a la dirección antes indicada. Mantendremos tus datos mientras no ejerzas tu derecho de cancelación. Podrás ponerte en contacto con el Delegado de Protección de Datos (DPO) a través de: atc-suscripcion@imorosity.com