Un fichero de morosos es un registro en el que se incluyen a todas las personas físicas y jurídicas que tengan deudas. Los datos de estas personas se incluyen en los ficheros cuando no cumplen con sus pagos o no pueden seguir pagando sus deudas. También existen los casos en los que hay personas inscritas que ya han saldado sus deudas pero que siguen apareciendo en los ficheros. Otro de los casos más comunes es cuando no se tiene ninguna deuda pero las empresas nos incluyen por error.

fichero de morosos

Estar incluido en un fichero de morosos puede traernos consigo consecuencias importantes. La consecuencia más significativa es cuando necesitamos pedir un préstamo, una hipoteca o simplemente un crédito y en todas las entidades financieras de banca tradicional nos lo deniegan. Ninguna de estas entidades permite prestarle dinero a personas físicas o jurídicas que tenga deudas.

La cantidad mínima por la que una persona puede entrar en un fichero de morosos es de 50 euros. El artículo 29 de la Ley de Protección de Datos, ampara la existencia de los ficheros de solvencia patrimonial, así como la inclusión en sus bases de datos de impagos vencidos, acreditables y exigibles. Para entrar en un fichero de morosos se tienen que cumplir las siguientes condiciones:

  • Tener una deuda impagada desde al menos cuatro meses.
  • Que la entidad a la que le debemos dinero recurra nuestra deuda para que podamos realizar el pago mediante correo certificado.

Si tienes problemas con los ficheros de morosos, en iMorosity podemos ayudarte. Clica aquí.