logo imorosity

Suplantación de Identidad

Estoy en una lista de morosos por suplantación de identidad

7 de julio de 2021
Por iMorosity

qué hacer si me suplantan la identidad

La suplantación de identidad es el robo de identidad de una persona, es decir, hacerse pasar por otra persona y asumir su identidad.

Esta situación viene a causa del crecimiento continuado de las nuevas tecnologías y el aumento excesivo del uso de Internet. Actualmente son muchas las personas que utilizan las redes sociales y sin percatarse, exponen todos sus datos personales, más allá del nombre y apellidos, como aspectos de su vida privada que pueden ser utilizados en su contra.

Y si, la suplantación de identidad puede hacer que nuestro nombre termine en una lista de morosos

Todo comienza cuando alguien contrata un servicio con nuestra identidad, no lo paga y la persona suplantada pasa a adquirir una deuda. El sujeto que solicitó algo en nuestro nombre o nos suplantó, seguramente no proporcionó una dirección correcta. Por lo tanto, el fichero intentará avisarnos con notificaciones pero estos avisos no nos llegarán y no sabremos que estamos en un fichero de morosos. Así es como puedes acabar en los ficheros de Asnef o Experian.

Desde iMorosity hemos conocido varios casos como el de un cliente que tenía a su nombre una deuda que sobrepasaba los 10.000 euros. Sorprendido por la cantidad que debía pagar empezó a indagar hasta descubrir que quien había adquirido esa deuda fue una persona que se hizo pasar por él.

 

La suplantación de identidad y la usurpación de identidad

Lo primero que tenemos que saber es que existen diferencias entre la suplantación de identidad y la usurpación de identidad

La suplantación de identidad (suplantación de identidad directa) consiste en crear perfiles falsos en diferentes plataformas o páginas con la identidad de otra persona con el fin de, por ejemplo, solicitar créditos rápidos o préstamos en su nombre.
La usurpación de identidad (suplantación de identidad inducida) es cuando el suplantador accede a nuestros perfiles de redes sociales, correos, etc para hacerse pasar por la persona suplantada. En la actualidad es muy común sufrir un robo de identidad a través del phishing.

 

¿Cómo saber si me han suplantado la identidad?

Existen ciertas alertas por las que podemos darnos cuenta de que hemos sido víctima de una suplantación de identidad:

  • Los movimientos de tu tarjeta son incorrectos o te llegan cargos de los que no tienes ni idea.
  • Recibes llamadas de empresas de recobro reclamándote una deuda.
  • Cuando intentas pedir un crédito o darte de alta en algún servicio, te lo deniegan.
  • En tu cuenta de correo electrónico aparecen mensajes leídos que todavía no has visto
  • En el entorno digital uno de los procedimientos más comunes es hacerlo a través del phishing.

El phising es una estafa que tiene como objetivo obtener datos privados de los usuarios a través de Internet para acceder a sus cuentas o datos bancarios.

La pena por suplantación de identidad

La persona que realice una suplantación de identidad estará cometiendo un delito. Las penas dependerán de los siguientes factores:

  • El delito que constituye. Puede ser vulneración por derecho a la intimidad, honor, etc.
  • La ventaja o beneficio que haya obtenido el ciberdelincuente
  • La duración que haya tenido el delito
  • El perjuicio para la víctima
  • Si se trata de un comportamiento reincidente o no

También dependerá de si se trata de una suplantación o usurpación de identidad.

  • La suplantación de identidad para cometer un delito de estafa, por ejemplo, puede tener una pena de 1 a 3 meses en estafas inferiores a 400€ y prisión de hasta 3 años si se superan los 400€.
  • Si se usurpa la identidad de alguien para atentar contra su honor, por ejemplo, al revelar secretos la pena es distinta. El delincuente puede tener multas de 12 a 24 meses o pena de prisión de entre 1 y 4 años.

 

¿Qué delitos de suplantación de identidad existen?

Normalmente un delito de suplantación de identidad viene acompañado de más delitos. Estos son los más habituales:

  • Acciones de desprestigio con intenciones económicas. Estas pueden ser para beneficio del usurpador o de otra persona que pague por ello y reciba un beneficio económico.
  • En cuanto a las estafas informáticas, podemos encontrarnos con la sustracción de claves de cuentas bancarias para obtener dinero o bien para falsificar tarjetas de crédito y hacer compras con ellas o incluso pedir un crédito o hipoteca.
  • El robo de contraseñas también es habitual para la difusión de imágenes privadas con finalidad de desprestigio. Este sería un delito de descubrimiento y revelación de secretos. A este caso se le puede añadir otro delito de daños a soportes, redes o sistemas informáticos.
  • La amenaza y extorsión que realice el usurpador si el material informático de cuentas bancarias, datos de empresa o fotos privadas tienen un interés económico para el delincuente.
  • Otro delito de suplantación de identidad muy común es contratar servicios de telefonía móvil a nombre de otra persona para que se cree una deuda que le incluya en los ficheros de morosos.

 

Cómo prevenir que te suplanten la identidad

Aunque cualquiera de nosotros podría sufrir una suplantación de identidad en Internet, existen ciertos comportamientos que puedes incluir en tu día a día que podrían ayudar a evitar la suplantación de identidad:

  • Comprobar periódicamente los extractos y movimientos bancarios y reclamar al banco cualquier movimiento no identificado.
  • Revisar el buzón de correo electrónico y físico. Si recibes un email de algún producto que no has contratado, no lo tomes por un error, ponte en contacto rápidamente con la entidad remitente y pide explicaciones.
  • Comprobar periódicamente las listas de morosidad por si nuestro nombre pudiera haber sido incluido en una sin nuestro conocimiento. Con iMorosity puedes solicitar los informes a los ficheros SIN COSTE.
  • Tener contraseñas seguras y cambiarlas cada cierto tiempo (al menos 12 caracteres alfanuméricos)
  • Evitar utilizar redes wifi públicas u ordenadores públicos (si lo hacemos, borrar siempre cookies)
  • No dejar nuestro teléfono móvil a desconocidos.

 

La suplantación de identidad en Internet

Internet puede llegar a ser un sitio muy peligroso para nuestra privacidad y nuestros datos personales. Esto no quiere decir que sea peligroso usarlo o que no debamos introducir nuestros datos en la red, sino que siempre debemos ser cautelosos y dudar de cualquier mensaje o comunicación de carácter sospechoso. 

La suplantación de identidad en Internet puede darse de diversas maneras. Incluso las intenciones de los ciberdelincuentes pueden ser muy variadas. 

Por ejemplo, cuando nos suplantan la identidad en Internet suele ser ofreciéndonos algún producto o servicio. Para poder obtenerlo nos piden incluir nuestros datos bancarios y así consiguen acceso a ciertos recursos, créditos o beneficios.

Uno de los métodos más habituales y que sin duda conocerás es el phising mediante spam. Los hacker nos mandan grandes cantidades de publicidad no deseada (por correo o en ventanas emergentes) haciéndose pasar por otra empresa de confianza. Su objetivo es que el usuario haga click y sea redirigido a otra web donde le solicitan sus datos personales.

Por otro lado, cuando ocurre en las redes sociales suele darse para causar un perjuicio a la persona suplantada.

 

Suplantación de identidad en redes sociales

La suplantación y/o usurpación de identidad están a la orden del día en las redes sociales. El problema es que actualmente, robar la identidad de alguien en una red social todavía no se considera un delito de usurpación. Sin embargo, dependiendo del uso que se le de a la suplantación podría considerarse un delito de otro tipo como los que hemos mencionado anteriormente. 

 

Suplantación de identidad en Instagram

Esta red social suele hacer limpiezas de cuentas falsas o inactivas eliminándolas de forma inmediata. Pero aun así, Instagram no se libra de los hackers. Su lucha contra el spam, tal y como dijo Instagram, consiste en mantener esta plataforma como “una red auténtica donde las personas reales comparten momentos reales”.

El famoso tic azul de verificación de las cuentas de Instagram es otra medida de seguridad que tiene la red para demostrar que la cuenta que estamos visitando es oficial. Este tic podemos verlo en perfiles de personajes públicos, artistas, actores, y marcas importantes.

 

Facebook: suplantación de identidad

La suplantación de identidad en Facebook es un caso muy común entre los jóvenes. Para acceder a tu cuenta, te envían un mensaje por WhatsApp, al propio Facebook o al correo electrónico con un enlace externo. Al pinchar en ese enlace el usurpador ya tiene acceso a todos tus datos personales y contraseñas.

Este es un problema que está aumentado a diario ya que los hackers suelen usarlo para robar datos, contraseñas, perfiles e incluso desprestigiar a la persona suplantada. En otras ocasiones, se hacen pasar por entidades financieras para hacerse con nuestra información bancaria.

 

¿Qué hacer si me suplantan la identidad?

Ahora que ya sabes lo fácil que es ser víctima de una suplantación de identidad, te preguntarás qué hacer si me suplantan la identidad

Lo primero que tienes que hacer es valorar si el fin u objetivo de la suplantación de identidad era delictivo. Es decir, si la persona que nos suplanta tenía intención de lucrarse y sacar algún beneficio o si quería causar un perjuicio en el suplantado. Todos estos supuestos podrán denunciarse ante la Policía o Guardia Civil

Antes de formalizar la denuncia deberías saber que:

  • Debes reunir todas las pruebas posibles, copias de los contratos firmados, capturas de pantalla, emails, cartas recibidas o incluso testigos.
  • No es importante conocer la identidad de la persona que ha cometido el delito puesto que, en el transcurso de investigación, se conocerá.
  • Puedes acudir a un profesional en la materia, en este caso un notario, para que dé fe de los hechos y puedan ser demostrables.
  • Una vez reunida toda la documentación acudiremos a las autoridades, Policía o Guardia Civil o directamente al Juzgado de Instrucción.
  • Este es un delito penal, por lo que podríamos contar con la ayuda de un profesional en la materia si fuera necesario.
  • Es recomendable comprobar si te han incluido en un fichero de morosidad por suplantación de identidad. 

Indemnización por suplantación de identidad

Las víctimas de suplantación de identidad pueden llegar a ser indemnizadas pero solo es los casos en los que se pueda probar que la víctima ha sufrido un perjuicio económico o moral. Para poder optar a indemnización por daños y perjuicios la persona suplantada deberá acudir a tribunales por eso es muy importante denunciar siempre estos casos. 

En la indemnización el perjudicado podría llegar a recibir incluso el dinero que se haya tenido que gastar para reunir pruebas y dar fe de ellas, además del dinero que le fuera usurpado. 

 

iMorosity es tu solución

Si alguna vez te han suplantado la identidad o te han robado los datos puede que hayas sido incluido en una lista de morosos y no lo sepas. En iMorosity encontrarás la solución a tus problemas. Día tras día aumentan los casos de este tipo, pero nuestros abogados son expertos en buscar las mejores soluciones. Si tienes sospechas de que te han suplantado la identidad no dudes ni un segundo en contactar con nuestros asesores. Nos encargaremos de facilitarte tus informes de solvencia para comprobar si estás en algún fichero de morosidad y más adelante, nuestros asesores expertos te propondrán una solución personalizada para sacarte de los ficheros

[ssba-buttons]

También te puede interesar:

%

De nuestros clientes, consiguen solucionar su situación en los ficheros

Blog de iMorosity