Moroso.

Moroso, ¿Qué significa esta palabra y cuales son sus consecuencias?

1 de julio de 2021
Por iMorosity

moroso

Un Moroso es una persona, ya sea física o jurídica, que ha incumplido una obligación en el plazo asignado para realizarla. Normalmente se suele utilizar este término para referirse a aquellos que no han pagado una cantidad de dinero en el plazo acordado. Para ello, debe haber un contrato anterior en el que queden expuestas las condiciones de las partes.  

Cuando ninguna de las dos partes del contrato han cumplido con lo acordado, no hay moroso. Como por ejemplo, cuando alguien pide un préstamo a una entidad bancaria, si la persona todavía no ha recibido el préstamo, el banco no puede exigir intereses moratorios

Si un moroso demora en la entrega de un objeto, es el responsable de los riesgos que pueda tener el mismo hasta la fecha de su entrega. Asimismo, el moroso está obligado a indemnizar los daños y perjuicios que cause a sus acreedores. 

 

Registro de morosos

El moroso, por su incumplimiento o cumplimiento defectuoso de las condiciones, debe enfrentarse a ciertas sanciones de intereses de demora. Sanciones que pueden proceder del contrato o del propio ordenamiento jurídico. Así, es habitual que esta persona acabe siendo incluido en un fichero de morosos

El fichero de morosos es un registro donde se inscribe a las personas que tienen deudas. Por lo tanto, desde estos se informa que las personas inscritas en los mismos, no han cumplido con sus obligaciones de pago y lo más probable es que deban pagar intereses de demora.

Las listas de morosos son muy utilizadas por entidades bancarias, financieras, de crédito, prestamistas privados, prestadores de servicios, distribuidores de suministros y futuros clientes y contratistas.

A una persona con estos problemas de solvencia figurar en un fichero le ocasiona todo tipo de inconvenientes. Una de las consecuencias que le podría provocar sería el tener problemas a la hora de acceder a un crédito, a un préstamo, al servicio telefónico o a un contrato lucrativo. Estos son los principales registros de morosos de España:

CIRBE

¿Sabías que en el CIRBE aparece tu riesgo financiero?

Pulsa aquí para obtener más información. 

 

Cobro de morosos

La inclusión en los registros de morosos suele emplearse como amenaza para forzar el pago de las deudas y para ello existen las empresas de recobro. Estas son empresas que se ocupan de reclamar las deudas impagadas. Si un moroso tiene una deuda con una entidad bancaria, por ejemplo, la empresa de recobro compra esa deuda y entonces, tiene derecho a reclamar la deuda inicial que el moroso tiene con la entidad, incluyendo los intereses

Es muy común la creencia de que las deudas caducan a partir de los seis años, pero es falso. La realidad es que puede borrarse la anotación, pero después de 15-20 días, una empresa de recobro puede volver a incluir la deuda en los ficheros de morosos. Estas empresas dedicadas al recobro son legales, pero tienen restricciones. La razón es que hay empresas de recobro que utilizan métodos abusivos que vulneran el derecho al honor y propia imagen

 

Préstamos para morosos

Hoy en día existen muchas entidades que ofrecen préstamos, aunque el que los solicite se encuentre inscrito en un fichero de morosos como Asnef. El banco tradicional nunca ofrecería un préstamo a una persona física o jurídica que se encuentra en una lista de morosos. Además, estos préstamos solicitan unos intereses muchísimo más altos que los comunes. 

La mejor opción si eres moroso, es conseguir salir del fichero y después, pedir un préstamo. iMorosity es la empresa líder en ayudar a sus clientes a salir de las listas de morosos. Podemos solicitar tu informe de morosidad a Asnef en tu nombre, de manera gratuita.

Además, hoy por hoy somos la única empresa que ofrece este servicio sin coste alguno. Nuestros abogados cuentan con una amplia experiencia, analizarán tu caso personalmente y se comprometerán para ofrecerte una solución.

salir de asnef

%

De nuestros clientes, consiguen solucionar su situación en los ficheros.

Blog de iMorosity

Nuestros Consejos
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD