La reunificación de deudas nos permite agrupar todas las cuotas de los pagos que tengamos mensualmente en una sola cuota al mes. Es decir, podremos agrupar las cuotas de los préstamos, créditos e hipotecas en una sola cuota. No importa si los pagos son de diferentes entidades, todas se pueden reunificar.

reunificación de deudas

Pagar una sola cuota al mes nos aporta tranquilidad y comodidad. Al reunificar las deudas la cuota a pagar será menor, aunque el tiempo en el que debamos amortizar los pagos ascenderá. Será la persona que reunifique las deudas quien determine el período para terminar de pagar sus cuotas. Este periodo podrá ser más corto o más largo en base a las capacidades de pago de cada persona. Todo ello conlleva a pagar un interés más bajo para todas aquellas deudas que se reunifiquen.

La principal ventaja de reunificar las deudas es que la cuota que se pagará será menor. Si estamos pasando por una mala situación financiera y nos hemos visto envueltos en una cantidad de cuotas mensuales sin salida, la reunificación de deudas será su mejor solución. Podrá conseguir un ahorro considerable al mes reunificando sus deudas. Una de las grandes incógnitas es si podemos reunificar deudas estando en ASNEF.

Clica aquí para obtener más información sobre la reunificación de deudas con ASNEF.

reunificacion de deudas

Por ejemplo, una persona tiene contratada una hipoteca con una cuota mensual de 650 euros, un coche financiado con una cuota de 259 euros, una tarjeta de crédito con una cuota mensual de 120 euros y un préstamo personal con una cuota de 324 euros. Su gasto mensual asciende en cuotas a 1.353 euros. Si esta persona realizase una reunificación de deudas y agrupa todas estas cuotas en una sola, podrá realizar un solo pago de 589 euros al mes. Tal y como hemos podido observar, gracias a la reunificación de deudas se reduce de manera considerable lo que se debe pagar al mes, pero incrementa el plazo de amortización de las deudas.

reunificación de deudas