¡Soluciona tus problemas de solvencia desde hoy mismo!
Llama ahora y sal del fichero Tlf. 123 456 789
Suplantacion-identidad

Cómo evitar la suplantación de identidad

Lo primero que tenemos que saber es que existen diferencias entre la suplantación de identidad y el robo de identidad.

  • La suplantación de identidad (suplantación de identidad directa) consiste en crear perfiles falsos en diferentes plataformas o páginas con la identidad de otra persona con el fin de, por ejemplo, solicitar créditos rápidos o préstamos en su nombre.
  • El robo de identidad (suplantación de identidad inducida) es cuando el suplantador accede a nuestros perfiles de redes sociales, correos, etc para hacerse pasar por la persona suplantada. En la actualidad es muy común sufrir un robo de identidad a través del phishing.

Una vez que hayamos identificado cuál es el delito que se ha cometido sobre nuestra persona, en este caso nos centraremos en la suplantación de identidad, deberemos seguir una serie de pautas.

¿Cómo saber si hemos sido víctimas de una suplantación de identidad?

Existen ciertas alertas por las que podemos darnos cuenta de que hemos sido víctima de una suplantación de identidad.

  • Los movimientos de tu tarjeta son incorrectos o te llegan cargos de los que no tienes ni idea.
  • Recibes llamadas de empresas reclamándote una deuda.
  • Cuando intentas pedir un crédito o darte de alta en algún servicio, te lo deniegan.
  • En tu cuenta de correo electrónico aparecen mensajes leídos que todavía no has visto

¿Qué puedo hacer para evitar ser víctima de una suplantación de identidad?

  • Comprobar periódicamente los extractos y movimientos bancarios y reclamar al banco cualquier movimiento no identificado.
  • Comprobar el buzón de correo electrónico y físico. Si recibes un email de algún producto que no has contratado, no lo tomes por un error, ponte en contacto rápidamente con la entidad remitente y pide explicaciones.
  • Comprobar periódicamente las listas de morosidad por si nuestro nombre pudiera haber sido incluido en una sin nuestro conocimiento.
  • Tener contraseñas seguras (al menos 12 caracteres alfanuméricos)
  • Evitar utilizar redes wifi públicas u ordenadores públicos (si lo hacemos, borrar siempre cookies)
  • No dejar nuestro teléfono móvil a desconocidos.

Si aún así no has podido evitarlo y has sido víctima de una suplantación de identidad:

  • Reunir todas las pruebas posibles, copias de los contratos firmados, capturas de pantalla, emails, cartas recibidas o incluso testigos.
  • No es importante conocer la identidad de la persona que ha cometido el delito puesto que, en el transcurso de investigación, se conocerá.
  • Acudir a un profesional en la materia, en este caso un notario, para que de fe de los hechos y puedan ser demostrables.
  • Una vez reunida toda la documentación acudiremos a las autoridades, policía o guarda civil o directamente al Juzgado de Instrucción.
  • Este es un delito penal, por lo que podríamos contar con la ayuda de un profesional en la materia si fuera necesario.

Una vez que haya terminado el proceso podremos recuperar el dinero que nos estén reclamando y no nos corresponda pagar. Conseguir una indemnización por daños y perjuicios e incluso el dinero que hayamos tenido que gastarnos para reunir pruebas o dar fe de ellas.

 

Cada día hacemos más gestiones a través de internet y este tipo de delitos son más comunes.

El phishing es un método por el que ciberdelincuentes consiguen obtener información personal de usuarios de internet, tal como contraseñas, datos de tarjetas de crédito o cuentas bancarias. Estos ciberdelincuentes se hacen pasar por empresas legales y con mensajes como actualice la información de su cuenta. En este momento nos llevan a una web falsa donde “roban” nuestros datos.

Para evitar el phishing recomendamos siempre:

  • No responder a emails que nos soliciten información y que provengan de direcciones desconocidas.
  • Comprobar siempre la url del sitio web.
  • Mantener actualizado nuestro navegador y parches de seguridad.

Si ha sido incluido en un fichero de morosidad y desconoce el motivo, posiblemente haya sido víctima de una suplantación de identidad. Póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos a resolver este tipo de problemas de una manera rápida, sencilla y eficaz. Incluso si ha sido incluido indebidamente podría reclamar una indemnización de hasta 6000€.

Llama¿Tienes dudas?

¡Mira lo que hacemos por ti!

Campo obligatorio
Teléfono incorrecto


Campo obligatorio

O llama al

946 045 120

¡Gracias!

Uno de nuestros expertos le llamará en breves momentos


Nuestro horario de atención es:

Lunes a Jueves de 9:00 a 19:30Viernes de 9:00 a 15:30

Política de privacidad


Los datos que nos facilitas en el registro formarán parte de una base de datos de iMorosity SLL, con domicilio en Plaza Landabaso 5 Ext. 5C y serán tratados para facilitarte la información solicitada y poder contactar contigo en el futuro para llevar a cabo acciones comerciales, en caso de que nos hayas proporcionado tu consentimiento marcando el check habilitado al efecto.

Podrás ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación dirigiéndote a iMorosity a la dirección antes indicada. Mantendremos tus datos mientras no ejerzas tu derecho de cancelación. Podrás ponerte en contacto con el Delegado de Protección de Datos (DPO) a través de: atc-suscripcion@imorosity.com