logo imorosity

Suspensión de pagos

Evalúa tu riesgo de suspensión de pagos de forma sencilla, ágil y fiable

05 de octubre de 2022

Por iMorosity

Persona consultando sus deudas para valorar el riesgo de suspensión de pagos

Cuando una empresa no puede hacer frente al pago de las deudas, en ese momento podrá solicitar la entrada en situación de suspensión de pagos. Adicionalmente, los pequeños y medianos empresarios y autónomos en situaciones económicas complicadas que cumplan con los requisitos, también podrán acogerse a la suspensión de pagos.

Por eso, si una empresa, se dedique al sector que se dedique, y tenga el tamaño que tenga, está atravesando situaciones económicas complicadas, lo ideal es consultar la información de los ficheros de morosidad de empresa.

Tras conocer las deudas reales y hacer balance respecto a los ingresos y activos fijos disponibles, se podrá determinar si se está en garantías de cumplir con sus obligaciones de pago o si por el contrario existe un riesgo de tener que solicitar la suspensión de pagos. 

La suspensión de pagos debe tener carácter temporal

Cualquier persona física o jurídica que quiera declararse en suspensión de pagos deberá acreditar que esa cesación de pagos va a ser algo temporal. Es decir, que el periodo por el cual no podrá hacer frente a las obligaciones de pago no se extenderá en el tiempo.

Esto viene dado porque, si no se va a disponer de los suficientes líquidos para hacer frente a las deudas y se prevé que la situación de insolvencia se alargará por un periodo de tiempo prolongado, en en caso de no encontrar una solución en un plazo razonable, la suspensión de pagos sería la antesala a la entrada de la compañía en un concurso de acreedores, sea voluntario o obligatorio. 

Dicho de otra manera, la suspensión de pagos es un estado previo a que se aplique la ley concursal y, por tanto, en caso de no encontrar una solución, sea un administrador concursal quien busque un acuerdo previa declaración de un concurso de acreedores

Suspensión de pagos: requisitos

Para acogerse a la suspensión de pagos es necesario cumplir ciertos criterios. Como hemos indicado, el primero de ellos es que la persona física o jurídica que solicita tal condición pueda hacer frente a las deudas pendientes de pago en un futuro

Una vez asegurada esa posición, el deudor deberá demostrar que ha actuado de buena fe. Es decir, que el motivo por el cual se ha contraído tal volumen de deuda corresponde a una situación normal dentro de la actividad diaria y no por ejemplo debido a una administración desleal o excesiva.

Adicionalmente, si el deudor, dentro de los diez años anteriores a la fecha de la solicitud de la suspensión de pagos, cuenta entre sus antecedentes con delitos firmes contra el patrimonio o bien con alguno de falsedad documental contra Hacienda, Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores, en ese supuesto no podrá acogerse a dicho mecanismo.

La encargada de aceptar la petición de suspensión de pagos y sus condiciones es la autoridad judicial competente.

¿Quién determina la suspensión de pagos?

Una vez se haya solicitado el deseo de acogerse al proceso de suspensión de pagos por parte de la persona física o jurídica, será la autoridad judicial competente la que determinará si se acepta o no tal demanda

Además, indicará si se trata de una insolvencia de carácter provisional (cuando los activos fijos superan a los pasivos) o bien existe el riesgo de convertirse en una insolvencia definitiva en el caso de que los activos fijos no alcancen para cubrir el pago de las deudas contraídas. 

¿Riesgo de suspensión de pagos? Conoce el estado real de tus deudas

Aunque la suspensión de pagos se trate de una situación excepcional, no está de más, sobre todo en un contexto económico como el actual, conocer el estado real de solvencia que tiene una empresa.

Esto por un lado indica la posición real en la que se encuentra la empresa y, por otro lado, es una buena forma de poder evaluar el posible riesgo de que, si la situación se complica, tener que terminar solicitando una suspensión de pagos

Ahora bien, ¿cómo se consulta la información relativa a las deudas de una empresa? Una posibilidad es a través de iMorosity. Además de ofrecerte la información de los ficheros de morosidad a nivel particular, también ofrecemos la opción de poder consultar los principales ficheros de morosidad empresarial a aquellos que nos lo soliciten a través de un registro en nuestra página web.

Otras personas también leyeron:

Condonación de deuda: el acreedor te perdona las deudas

Un acreedor puede hacer condonación de deuda. Si lo hace, perderá todo sus derechos sobre la deuda, es decir, las perdona sin pedir nada a cambio.

Renting con ASNEF: ¿es posible?

¿Puedo solicitar renting con asnef? Por lo general, no es posible hasta que consigas salir de los ficheros de morosidad. ¡Te ayudamos a ello!

¿Qué hacer con la angustia por deudas?

La angustia por deudas es una consecuencia directa que surge por el impago de las propias. Descubre una serie de consejos para mejorar tu situación.

¿Sabes qué es el periodo de carencia?

Si tienes un préstamo o un seguro de salud seguramente habrás oído hablar de los periodos de carencia, te explicamos los detalles y si son recomendables.

¿Cómo saber si estoy en lista de morosos?

¿Pueden las empresas incluirte en las listas de morosos sin previo aviso ni explicaciones? ¿Es legal que hagan esto con mis datos?¿Existen indemnizaciones?

Ficheros de Morosos España, ¿Cuántos Existen?

Los ficheros de morosos son registros en los que se incluyen a personas con deudas. Hay muchas causas por las que se puede entrar en un fichero de morosos.

Mi banco ha vendido mi deuda, ¿ahora qué hago?

Mi banco ha vendido mi deuda pero, ¿a quien? Lo más probable es que el crédito ahora pertenezca a una agencia de recobro o un fondo buitre.

¿Cómo declararse insolvente?

Para declararse insolvente hay que seguir unos pasos y requisitos para poder realizar la solicitud y acogernos a la Ley de Segunda Oportunidad.

Acoso telefónico por deudas

🔎 El acoso telefónico por deudas es un problema muy habitual entre los españoles. Te contamos los mitos y verdades sobre el acoso telefónico.

¿Cómo calcular la capacidad de endeudamiento?

La capacidad máxima de endeudamiento que una persona puede asumir sin poner en riesgo su posición económica se denomina capacidad de endeudamiento.

%

De nuestros clientes, consiguen solucionar su situación en los ficheros.

Instagram
Facebook
Linkedin
Twitter
Youtube
Blog de iMorosity