imorosity

Me reclaman una deuda que no tengo

¿Qué hacer si me reclaman una deuda que no tengo?

28 de septiembre de 2021

Por iMorosity

Mirar deudas con lupa

Si me reclaman una deuda que no tengo, ¿hay que pagarla?

No. Nuestra recomendación es que nunca pagues ni una deuda, ni factura que no concuerde con las deudas que sabes que tienes. 

Suena increíble pero hay empresas que se dedican a llamar a personas reclamando deudas que no tienen, incluso con empresas con las que nunca han contratado nada. Hay empresas de recobro que reclaman deudas completamente exigibles, cumpliendo con la ley pero hay otras muchas que no. 

El problema es que hay gente que termina pagando deudas que no debe, o cantidades superiores a sus deudas por la presión y el miedo que les hacen sentir.

Están intentando meterte miedo con amenazas y acoso telefónico hasta que no puedas más y puedan cobrar la deuda.

A continuación te explicamos cómo actuar cuando me reclaman una deuda que no tengo.

Si estás seguro de que no debes lo que te piden y recibes llamadas constantes en las que te amenazan con:

  • Incluirte en un fichero de morosos
  • Llevarte a juicio por tus deudas además de ser el responsable de pagar las costas del juicio
  • Ir a la cárcel
  • Embargarte tu vivienda

Desconfía.

Están intentando meterte miedo con amenazas y acoso telefónico hasta que no puedas más y puedan cobrar la deuda.

A continuación te explicamos cómo actuar cuando me reclaman una deuda que no tengo.

Me reclaman una deuda que no tengo y no quiero pagar

No pagues

Aunque hayas recibido más de una llamada y/o SMS donde te reclaman deudas no pagues. Si además, tienes dudas del importe de la deuda que te reclaman, la empresa o cualquiera de los datos que te han dado, ni se te ocurra creértelo. Podría ser una estafa.

Después de recibir llamadas en las que me reclaman una deuda que no tengo, lo primero es asegurarnos de si la deuda es nuestra o no. Para ello, antes de pagar un solo céntimo, sigue estos pasos:

  • No des más información sobre ti.

Si la empresa de recobro al preguntar por tus datos personales cuenta con algún error en el nombre o dirección, no lo corrijas. Cuando la empresa cuenta con todos los datos correctos y si además, le das más información adicional luego te será más difícil reclamar. 

 

  • Pregunta quién es el acreedor.

Si la empresa que te reclama las deudas no te ha dicho con qué empresa la contraes, pregúntaselo. Puede que esta información te ayude a saber si la deuda podría ser verdadera o no. Por otro lado, si la empresa de recobro se niega a darte el nombre de la empresa, ten por seguro que se trata de una estafa. Las empresas que actúan legalmente en el recobro de deudas te facilitarán esta información sin problemas. 

 

  • Ponte en contacto con la compañía con la que tienes la supuesta deuda y pregúntale directamente.

Aunque hayan vendido la deuda a una empresa de recobro, en su base de datos pueden comprobar si tenías una deuda con ellos. Además, también deberían informarte sobre a qué empresa es la nueva acreedora, esto es, la que te reclama el pago. 

 

  • Hasta que no te manden la reclamación de pago por escrito, la reclamación no será real.

Por mucho que te acosen a llamadas, la reclamación oficial se realiza por escrito donde debe indicarse: la cantidad de la deuda y el nombre del acreedor. Además, suelen incluir un apartado donde explican qué hacer en caso de que esa deuda no te corresponda. 

 

  • Abre una disputa por la deuda.

Si crees que la deuda no es tuya o que no debes una parte de lo que te reclaman, puedes contactar por escrito con el cobrador para intentar disputarla. Te recomendamos que contactes mediante carta o correo electrónico, donde especifiques de manera muy concreta (recuerda no dar demasiada información sobre ti) por qué crees que esa deuda no te corresponde. Después de hacer esto se supone que la empresa de recobro no podrá volver a ponerse en contacto contigo, por ley. En cambio, una vez que te envíe una verificación de la deuda por escrito, podrá volver a ponerse en contacto contigo.

 

¿Pueden incluirme en una lista de morosos?

No. Pero aun así, lo hacen. 

Si la deuda es real, es habitual que tanto el primer acreedor como la empresa de recobro, te incluyan en un fichero de morosos hasta que saldes la deuda

En cambio, lo que no es lícito es que te incluyan en una lista de morosos por una deuda que es mayor a la que debes o por una deuda que no te pertenece

En este caso, estaríamos hablando de una inclusión indebida en los ficheros de morosidad. Si estás en esta situación, te interesará saber que se trata de una situación abusiva por la que puedes reclamar. 

Hay mucha gente que se ha visto afectada por esta situación y han conseguido una indemnización por Derecho al Honor.

Recuerda que los fondos buitre no están autorizados a aplicarte nuevas medidas o el pago de cuantías más elevadas de las estipuladas en el contrato.

Me amenazan con un juicio monitorio

Un juicio monitorio es una reclamación civil con la que se agilizan los conflictos jurídicos. En este caso, se utiliza para exigir el pago de deudas líquidas, vencidas, determinadas y exigibles

Las empresas de recobro suelen amenazar a los deudores con llevarles a un juicio monitorio donde se les obligará a pagar la cuantía que se les exige. Si la deuda es real, es un procedimiento lícito. Esto ocurre cuando el acreedor ha agotado todas las vías extrajudiciales para exigir el pago de una deuda y finalmente, decide acudir a juicio. En un juicio monitorio, será el juez el que decida cómo proceder para el pago de la deuda, pudiendo proceder al embargo de sus bienes. 

En cambio, si me reclaman una deuda que no tengo, la empresa de recobro no puede llevarme a juicio. Aun así, no dudará en amenazar con llevar a cabo un juicio monitorio. Tenemos que entender estas técnicas como un abuso legal, ya que en muchas ocasiones coaccionan a los deudores para que terminen pagando mucho más de lo que deben.

Piensa que si la deuda fuera real, la empresa ya se hubiera cansado de exigir el cobro por teléfono, correo, SMS… ya habría acudido a tribunales mucho antes para reclamar la deuda por vía judicial.

Me han mandado una demanda para pagar la deuda

Si además de amenazarte a ir a juicio, te ha llegado una demanda a casa es probable que la empresa de recobro esté en lo cierto y debas la deuda que te exigen.

Pero, aun así puede haber una excepción.

Puede ocurrir que la empresa de recobro cuente con tu dirección y decida meterte más presión enviándote una demanda. Si la demanda no proviene del juzgado ni por correo certificado, debes saber que es una trampa. A veces, las empresas de recobro mandan demandas ficticias a sus víctimas para convencerlas de que deben pagar. Ten en cuenta que si se hubiera iniciado un tramite judicial deberías recibir el aviso en mano y tendrías que tener opción a defensa con tu abogado. 

Lo cierto es que este supuesto está fuera de lo común, porque supone una amenaza muy grave que podría engañar casi a cualquier persona. En su defecto, las empresas de recobro suelen mandar mensajes de urgencia a los deudores, como si fuera “la última oportunidad” para pagar.

En definitiva, mientras no recibas nada del juzgado no tienes por qué preocuparte ni pensar que has sido demandado. 

 

En iMorosity nuestra prioridad eres tú

Puede que alguna vez hayas oído que si me reclaman una deuda que no tengo, no pasa nada. Mucha gente decide no pagar y creen que basta con esperar el plazo de prescripción para olvidarte de ella para siempre.

Es cierto que las deudas prescriben, pero eso no significa que desaparezcan. Si una deuda prescrita pasa a manos de otra empresa, (como una empresa de recobro) pueden exigirte el pago de la misma e incluso, meterte en un fichero de morosos como Asnef por ello.

Hasta que no pagues, la deuda no desaparecerá. Y si la deuda no te corresponde, tendrías que realizar una reclamación por la vulneración de Derecho al Honor. Para ello, necesitarás contactar con un abogado especialista.

Si después de seguir nuestros consejos sigues pensando que la deuda que te reclaman no te corresponde ¡no la pagues! Pero de lo que te debes asegurar es de no estar incluido en un fichero de morosos. Esto podría perjudicarte gravemente porque tu entidad bancaria se negará a concederte cualquier tipo de financiación (hipoteca, préstamos personales, tarjetas de crédito…) o la contratación de suministros de servicios tales como el agua, la luz, el teléfono, internet, etc.

Desde iMorosity 2.0 queremos facilitarte esta gestión. Por eso, ponemos nuestros servicios a tu disposición para que puedas solicitar tus informes de solvencia SIN COSTE. Tan solo necesitas tener a mano tu DNI y podrás comprobar si estás incluido en un fichero de morosos en tres sencillos pasos.

deuda pública españa

%

De nuestros clientes, consiguen solucionar su situación en los ficheros

Blog de iMorosity
Nuestros Consejos
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD
AEPD