¡Soluciona tus problemas de solvencia desde hoy mismo!
Llama ahora y sal del fichero Tlf. 123 456 789
Acoso-empresas-recobro

¿Es legal el acoso telefónico por empresas de recobro?

El acoso telefónico por empresas de recobro

En los últimos años hemos visto, con absoluta preocupación, un aumento desproporcionado en las prácticas – o malas prácticas – de acoso telefónico, por parte de las denominadas empresas de recobro hacia las personas naturales en España.

Estas entidades, conocidas también como empresas de cobro de morosos, son las encargadas de mediar entre acreedor y deudor cuando este último ha excedido su plazo para resarcir la deuda contraída.

Sin embargo, actuando al margen de la ley, en no pocos casos, estas empresas de recobro se convierten en verdaderos acosadores.

Para saber hasta qué punto la ley respalda su accionar y qué podemos hacer para protegernos como clientes, queremos compartir contigo esta entrada en la que vamos a darte el conocimiento necesario para hacer frente a la persecución telefónica y, al mismo tiempo, importantes consejos que estamos seguros de que agradecerás.

El acoso telefónico, es una práctica cada vez más común entre las empresas de recobro,

La práctica cada vez más común y molesta de acoso telefónico inquieta ya a una gran parte de la población española. ¡Que levante la mano quién no ha sufrido alguna vez este tipo de spam telefónico! Sobre todo en los duros tiempos de crisis.

Ahora sentemos las bases para explicar en detalles qué es una empresa de recobro o cobro de morosidad. Las entidades financieras – esas que supuestamente nos salvan cuando estamos al borde del colapso económico – raramente recurren, como primera instancia, al juzgado. Sino que, cuando un determinado cliente ha vencido el plazo previsto para saldar su deuda, estas hacen hasta lo imposible por recuperar su préstamo, además de sus intereses –por supuesto-. Acoso telefonico empresas recobro

Es entonces cuando las empresas de recobro comienzan a jugar un papel en esta historia. Las entidades financieras depositan en ellas la responsabilidad de cobrar las deudas expiradas. A cambio, un porciento bastante jugoso de los fondos cobrados va a papar a manos de las instituciones de cobro de morosos y, de esta forma, todos felices menos el deudor.

Es justo que los bancos o prestamistas quieran recuperar el dinero que han cedido a los deudores cuando estos más lo necesitaban. Lo que resulta desdeñable es que, en ocasiones, las empresas a las que les confían estas tareas hacen un abuso desmedido de sus prácticas nocivas y mezquinas.

¿Cómo funcionan las empresas de recobro al teléfono?

Si bien pueden existir ligeras diferencias en las prácticas y políticas de trabajo entre cada una de ellas, el accionar es similar y se puede descomponer en los pasos que enunciaremos a continuación.
Llamadas aisladas. Así es, todo comienza por llamadas entre las que media un largo periodo de tiempo.

Todo ello durante los primeros días –incluso semanas-. Estos avisos suelen tener un perfil bajo, o sea más bien informativos y explicativos. En cada una de las llamadas se alude al pago inmediato de la deuda, siempre de una manera cordial y amable.

Si lo anterior no surte efecto entonces es cuando comenzará tu verdadero dolor de cabeza. Las llamadas ya no serán tan aisladas y los tonos de las conversaciones serán más amenazantes. Usualmente comienzan a salirse de los horarios nobles para volverse una astilla molesta que interrumpe reuniones, almuerzos, cenas, espacios familiares e incluso, el propio sueño.

Justo cuando pensábamos que la situación no podía ponerse peor ocurre todo lo contario. Comienza el acoso también a familiares. En varios de los casos se ha demostrado que, además, pueden llegar hasta amigos y vecinos. Informan a todos ellos de los datos particulares de tu deuda y los instan a mediar en el pago.

Desde luego, los familiares allegados son los mayores implicados, ya que se les suele decir que de no pagar la deuda comenzarán un proceso legal. Nadie quiere ver a un pariente involucrado en los juzgados.

Pero ¿Es legal este acoso telefónico?

Esta es la pregunta más importante cuando hemos llegado a un punto en el que el acoso se ha vuelto irresistible.

En temas legales siempre caben las interpretaciones. Hay que comenzar explicando que España es el único país de la Unión Europea que no regula este tipo de empresas. Por lo cual es frecuente que pensemos que están actuando al margen de la ley cuando, en realidad, no lo hacen. No obstante, el vacío legal existente da paso a prácticas de cobros ilícitos.

Sus prácticas se parecen a la de los cobradores de deudas convencionales. Dentro de los medios no lícitos que figuran en el accionar de este tipo de empresas se encuentran: las llamadas excesivamente reiteradas y en horas inadecuadas al teléfono celular o teléfono fijo del deudor; así como la divulgación de los datos privados del deudor a familiares, vecinos o amigos que pueda poner al descubierto la situación de morosidad.

Como conocimiento general, puede considerarse ilícita cualquier acción por parte de la institución de cobro de morosidad que amenace o coaccione al deudor.

¿Cómo podemos denunciar el acoso telefónico de un banco o una empresa de telefonía?

Como hemos expresado anteriormente, existe un vacío legal entorno al actuar de las empresas de recobro. No obstante, si sientes que tu dignidad ha sido vulnerada por alguna de estas entidades, siempre hay algo que puedes hacer. Podrás interponer una denuncia ante la Oficina del consumidor más cercana o bien en FACUA.

Por otra parte, la Agencia Española de Protección de Datos pudiera mediar en un proceso contra aquellas empresas que han divulgado información sensible sobre tu estado de morosidad. De manera general, siempre que se viole el derecho a la protección de datos personales.

"

Llama¿Tienes dudas?

¡Mira lo que hacemos por ti!

Campo obligatorio
Teléfono incorrecto


Campo obligatorio

O llama al

946 045 120

¡Gracias!

Uno de nuestros expertos le llamará en breves momentos


Nuestro horario de atención es:

Lunes a Jueves de 9:00 a 19:30Viernes de 9:00 a 15:30

Política de privacidad


Los datos que nos facilitas en el registro formarán parte de una base de datos de iMorosity SLL, con domicilio en Plaza Landabaso 5 Ext. 5C y serán tratados para facilitarte la información solicitada y poder contactar contigo en el futuro para llevar a cabo acciones comerciales, en caso de que nos hayas proporcionado tu consentimiento marcando el check habilitado al efecto.

Podrás ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación dirigiéndote a iMorosity a la dirección antes indicada. Mantendremos tus datos mientras no ejerzas tu derecho de cancelación. Podrás ponerte en contacto con el Delegado de Protección de Datos (DPO) a través de: atc-suscripcion@imorosity.com